domingo, 29 de marzo de 2015

Ruta - Ribota - Grandiella - Campa Felguera

Hoy, por fin, parece que el sol nos quiere acompañar y hacer que nuestro paseo sea más agradable.
Salimos de Ribota (Pola de Laviana), donde al final del pueblo aparcamos nuestro vehículo.




Continuamos unos metros por carretera dirección a L'Acebal, pronto encontramos una pista a nuestra derecha, la tomamos(ojo, la de la izquierda)





Comenzamos nuestra caminata por esta pista de tierra junto a cuidadas caserías.




Pronto entramos en un bosque, cuyos árboles desnudos nos permiten comenzar a divisar, en la ladera contraria al río Ribota, el pueblo de L'Acebal.




Salimos del bosque y encontramos unas hermosas praderías, con los típicos cierres de madera. Aquí la pista nos da un pequeño respiro.




Pronto el descanso se termina y varias curvas y contracurvas hacen que ganemos altura rápidamente. Abajo podemos ver Ribota, pueblo del que salimos.





Subimos disfrutando de bonitas vistas del valle del Raigosu.





En la subida encontramos fuertes repechos.





Pasamos un conjunto de cabañas con su bebedero.





A medida que ganamos altura las vistas van haciéndose más impresionantes.




Pasadas otro grupo de cabañas, ya comenzamos a contemplar el pueblo de la Pomarada, a nuestra derecha y Campomoyau, a la izquierda.



Sin dejar de subir y disfrutando de espectaculares vistas, salimos a la carretera LV-7 que sube de Villoria hasta Los Tornos. Seguimos a la izquierda y a pocos metros entramos en la localidad de Campomoyau. Subimos al pueblo y recorremos sus callejuelas.



Dejamos Campomoyau y continuamos por carretera hasta encontrar a nuestra izquierda el desvío a La Grandiella. Decidimos visitar el pueblo y bajamos, disfrutando de espectaculares vistas.




Lo primero que encontramos, al llegar al pueblo, es un rebaño de ovejas que sale de la cuadra y es dirigido hacia los pastos.



Continuamos nuestro recorrido por sus calles y en el medio del pueblo encontramos la Plaza, con una buena fuente en el centro y rodeada por casas de construcción tradicional. Un lugareño nos comenta que en el pueblo no vive nadie. únicamente los ganaderos vienen para atender sus ganados.




Recorrido el pueblo salimos y volvemos nuevamente a la carretera. Esta cabra está decidida a venir con nosotros.


Continuamos unos metros por carretera, hasta encontrar una pista asfaltada a nuestra derecha que se dirige al área recreativa de Campa Felguera. Superado el primer repecho, cambiamos de valle. Nos llama la atención esta panorámica con el cordal de Breza donde destaca el pico La Xamoca.




Seguimos un duro ascenso por pista de hormigón, entre prados y cabañas, sobre el valle del río Villoria, a nuestra derecha.






Al entrar en la Sierra de la Cabra dejamos el hormigón para continuar por una cómoda pista de tierra.

Pista que hemos de seguir  hasta el Cerro Montarro. Detrás Peña Mea
.
En el valle los pueblos Fechaladrona y Villoria
Abajo Pola de Laviana






Dejamos la pista que bordea el pico Felguerina y tomamos una pista que ascendiendo llegamos a esta pequeña collada.





 Desde la collada las vistas son espectaculares;

 A un lado el intrincado valle del Raigosu donde distinguimos: el Corbellosu, Guanalón, Cogollu....
Al otro lado el valle de Villoria con los pueblos de Fechaladrona en primer lugar y abajo Villoria.




Cruzamos la collada y llegamos hasta la Cabaña Felguerina. Solamente nos queda cruzar esta canal que nos sube directamente hacia la cumbre de Cerro Montarro.






Como la finca está cerrada, volvemos nuevamente a la pista y bordeando el pico Felguerina pronto llagaríamos a la Campa Felguera. Nosoros ponemos punto final a nuestra ruta y regresamos a Ribota por el mismo camino

No es una ruta marcada, pero es un precioso y fácil paseo con unas vistas espectaculares. 
Ideal para pasar un día al aire lebre con niños que, ya estén acostumbrados a caminar algo




3 comentarios:

  1. Una ruta y unes fotos muy guapes. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Lo bueno es saber y poder disfrutar de las maravillas que la naturaleza nos regala. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Lo bueno es saber y poder disfrutar de las maravillas que la naturaleza nos regala. Un saludo

    ResponderEliminar