sábado, 11 de noviembre de 2017

Ruta “La Viña” Silviella – Belmonte de Miranda


Salimos de Oviedo por la A-63, pasamos Grado y en la rotonda antes de Cornellana, tomamos la AS-15 (dirección Parque Natural de Somiedo) hasta Oviñana, donde nos desviamos por la AS-227 hasta Silviella

Llegamos a Silviella. Dejamos nuestro vehículo en un pequeño aparcamiento a la orilla de la carretera, donde se encuentra el panel informativo de la ruta, junto al bar restaurante El Parador. Bajamos unos metros por la estrecha carretera que nos introduce en el pueblo Silviella, situado a la orilla del río Pigüeña, que fue capital, del ya no existente, concejo de Miranda de Abajo





Pasamos ante la escuela de pesca, la iglesia y encontramos un molino abandonado junto a una gran casona acompañada de una gran panera 







Pasamos esta original fuente y lavadero







Importantes hórreos y paneras




Al final del pueblo, una pequeña pista nos saca a la carretera AS-227. La cruzamos y tomamos el camino real, que sube hasta Lleiguarda





El camino asciende con fuerte pendiente conservando, en algunos de sus tramos, el antiguo empedrado




Salimos a una pista por la que seguimos ascendiendo hasta encontrar un cruce con la indicación: “hacia Bello o hacia Lleiguada” a donde nos dirigimos nosotros para conocer el pueblo.






A la entrada del pueblo nos recibe esta importante panera junto a una casa ya derruida.





Subimos hasta la iglesia, la originaria data de finales del siglo XV pero se rehízo casi por completo en el siglo XVIII





Junto a la iglesia una plantación de arándanos y vista del pueblo de Lleiguarda colocado bajo el pico Couriu 





Dejamos la iglesia para continuar recorriendo las “caleyas” del pueblo contemplando sus construcciones de arquitectura popular






Pasamos junto al palomar






Antiguas casonas junto a grandes y elevadas paneras.






Parte trasera del Palacio Condesa de Mora (Siglo XVI). Una obra nos impide contemplar la fachada principal.





Bonitas vistas desde el pueblo





Retrocedemos hasta el cruce donde se encontraba la indicación hacia el pueblo de Bello y hacia él nos dirigimos por este cómodo camino.






Pronto comenzamos a divisar el pueblo de Bellu.






A la entrada del pueblo nos recibe un viejo lavadero junto a un antiguo molino





Pasamos la fuente de excelente agua y continuamos hacia su iglesia.





Subimos hasta la parte alta del pueblo donde se encuentra el palacio de Los Alonso del siglo XVII (totalmente en ruinas).





Este pueblo conserva grandes casonas de arquitectura tradicional y señorial.






Junto a las grandes casonas otras mucho más humildes 




Dejamos el pueblo y comenzamos a bajar por la carretera, pero antes una pequeña parada para recoger alguna nuez bajo los abundantes nogales que hay en el pueblo. Un señor muy amable nos dio permiso para recogerlas.




Atrás dejamos el pequeño pueblo de Bello colocado en la falda del monte La Brueba, nos ha sorprendido por su pintoresco paisaje. 






Por una pendiente carretera y con fuertes curvas llegamos nuevamente a Silviella







Es una ruta fácil y bonita disfrutando de hermosos paisajes y recorriendo los pueblos de Lliguada y Bello con sus antiguas construcciones, buenos ejemplos de arquitectura tradicional y señorial.

domingo, 29 de octubre de 2017

Belmonte - Ondes (Belmonte de Miranda)

Después del descanso veraniego, llega el otoño y con él decidimos comenzar nuestros pequeños paseos montañeros. Hoy dirigimos nuestros pasos hacia Belmonte de Miranda

Salimos de Oviedo por la A-63, pasamos Grado y en la rotonda antes de Cornellana, tomamos la AS-15 (dirección Parque Natural de Somiedo) hasta Oviñana, donde nos desviamos por la AS-227 hasta Belmonte 




Llegamos al pueblo de Belmonte, cruzamos el puente sobre el río Pigüeña y tomamos la primera calle a la derecha. Aquí se encuentra la indicación PR AS-144 “La Castañal”




Comenzamos subiendo por una pista, en un principio hormigonada, pero que pronto pasa a pista de tierra y va ascendiendo lentamente paralela al río Pigüeña









Abajo dejamos el río y la villa de Belmonte.




Por esta cómoda pista llegamos al cercado del lobo. La valla, que protege a los animales nos impide ver con claridad unos tres lobos que aúllan a nuestro paso mientras nos acompañan hasta el final del recinto







Junto al cercado de los lobos, unos bancos con sus mesas invitan al descanso.




   Llegamos al Arroyo de Couvasil y La Fonte L’ Osu, aquí tiene lugar la captación del agua que abastece la villa de Belmonte. Hoy, por la enorme sequía que padecemos en los últimos meses, el reguero está totalmente seco.




Continuamos nuestra ruta atravesando un impresionante y frondoso bosque de castaños y avellanos.




Pronto llegamos a la Fonte de Santa Icia, que según indica su cartel (hoy caído) ofrece agua de muy buena calidad.




Llegamos a el lugar conocido como Valdeniseiros. Dejamos a nuestra derecha una cabaña y llegamos a una bifurcación, una señal nos indica por la derecha hacia Agüeria y Somiedo, por la izquierda hacia San Martín de Ondes, nosotros seguimos ésta.



Aquí dejamos la pista y por un camino con fuete pendiente comenzamos la ascensión hacia Ondes




Con vueltas y revueltas el camino serpentea por la ladera de la montaña ganando altura rápidamente.






Por una antigua calzada, donde aún se conservan tramos del antiguo empedrado, continuamos nuestra marcha atravesando un frondoso bosque de castaños, avellanos, laureles y un importante encinar.





Llegamos a la fuente lavadero de Sifones y contemplamos las primeras casas del pueblo. Respiramos aliviados al ver que nos falta por para llegar.





Continuamos la caleya por la izquierda del lavadero 





Entramos en el pueblo de Ondes, pequeña aldea que data del siglo XII. Está situada a una altitud de 570m. En la actualidad cuenta con una población aproximada de 8 personas y 25 viviendas. 580m








Un paseo por el pueblo contemplando antiguas casas de arquitectura tradicional 






En algunas de sus casas aún se puede contemplar la forma que usaban para realizar el tabicado, según nos cuenta un lugareño, utilizaban para el relleno una piedra porosa que abundaba en el lugar.








Viejos hórreos bastante deteriorados.





Llegamos hasta la capilla, situada en una pequeño promontorio.





Desde la capilla contemplamos parte del pueblo y sus praderías. 







La bruma nos impide disfrutar de espectaculares vistas hacia la otra parte del valle de Belmonte.








Recorrida esta preciosa aldea decidimos dar por finalizado nuestro paseo y regresamos a Belmonte por el mismo camino.
A pesar de la fuerte subida, es una bonita ruta que merece la pena realizar



martes, 30 de mayo de 2017

Melendreros – Pozo Funeres (Bimenes)



Salimos de Oviedo por la A-64, en Lieres tomamos la N-634 hasta Nava, en el centro del pueblo tomamos la AS-251 hasta Rozaes, aquí giramos a la izquierda por la BI-3 hasta Melendreros,al final del pueblo, donde termina la carretera, aparcamos nuestro vehículo.

1.





Pasamos Fuente la Pipa y comenzamos a caminar por una pista hormigonada con fuerte subida.







Pronto comenzamos a contemplar la sierra de Peña Mayor.







Pasamos algunas cabañas con su fuentes







Una casería guardada por este tranquilo perro.





Pasado este caserío y superadas las empinadas cuestas llegamos a Fayacaba.





En Fayacaba se encuentra el refugio, en la falda del Pico Peñamayor, que tiene una altitud de 1.140m 






La pista nos da un pequeño respiro hasta pasar la Fuente Fueyo, luego vuelve a empinar sin descanso.






Un corto descanso, que agradecemos, pero,para nuestro pesar…¡dura muy poco!






Llegamos al cruce que enlaza con la pista que viene de La Baúa. Aquí un pequeño mirador nos ofrece espectaculares vistas.






A nuestra derecha el pueblo de Melendreros de donde partimos, al fondo Oviedo.





Abajo las casas de La Baúa y la pista que viene desde La Casilla y al fondo distinguimos la Sierra del Aramo y de la zona de Peña Ubiña. 




Giramos a la izquierda y continuamos subiendo importantes rampas hasta entrar en la Campa Gües.





Continuamos subiendo hasta el Refugio de José Mata, donde termina la pista. Dejamos el refugio a nuestra derecha y comenzamos a atravesar la campera







A nuestra izquierda dejamos una cabaña.






Pasamos la fuente y continuamos por un sendero que nos lleva a la campera el Combral






Seguimos el camino dejando atrás la casería del Raigau





Llegamos a Campa Funeres (1103m) y pronto distinguimos el tejo que marca la situación de la sima. Al fondo las antenas colocadas en el Treme.





Nos acercamos al tejo bajo el cual se encuentra el Pozo Funeres, una placa recuerda los tristes sucesos ocurridos aquí en el año 1948.



Sentarse aquí, disfrutando de estas panorámicas, es un regalo para los sentidos. Después de un pequeño descanso, decidimos volver sobre nuestros pasaos hasta la Campa Gües.






Caminamos contemplando Peña Mayor






Llegamos a la campa y bajamos al bar, un pequeño descanso y unos callos para reponer fuerzas.





Después del reconfortante descanso nos volvemos a poner en marcha, nos desviamos unos metros a la izquierda y nos acercarnos al mirador de Xerrugües 





Desde aquí las vistas son espectaculares











Después de una pequeña parada volvemos a tomar la pista que nos baja nuevamente a Melendreros.



Hemos recorrido unos 14km en una bonita caminata, disfrutando de un precioso día al aire libre contemplando espectaculares vistas.